La entropía ya no es lo que era


La conversación entre iguales es posible en una cultura como la nuestra porque la infancia es matrística, por que en ella se ha tenido la experiencia de la colaboración, de la igualdad, de la participación. Entre más distante una sociedad de formas de convivencia matrística, más difícil evocar y elegir la democracia como modo de vida.” Citábamo en este post a Humberto Maturana en un trabajo que nos envía Augusto de Franco en su carta de rede social 167 al que se refiere como “aluciones de Humberto Maturana en dos mesas redondas organizadas por el Instituto para el Desarrollo de la Democracia Luis Carlos Galán, de Colombia. El mismo autor me dio un libro con el material, titulado “La democracia es una obra de arte” (Bogotá: Cooperativa Editorial Magistério, infelizmente sin fecha). Presumo, por las indicaciones bibliográficas, que debe haber sido publicado en los primeros tres años de la década de 1990”. En un libro de Maturana que yo tengo “Desde la biología a la Psicología” fechado en 1993, Maturana ya habla de estos temas especialmente, en uno de los ensayos fechado en 1987. Pero la fecha es mas o menos coincidente, mucho no cambia.

¿Pero, qué es Matrística? Cuenta Maturana que “cuando el patriarcado pastor llegó se produjo un encuentro violento entre la cultura patriarcal y la cultura matrística, que eran diametralmente opuestas. Mientras que en la cultura patriarcal había apropiación en la otra no la había; mientras que en la cultura patriarcal había signos de jerarquías, en la cultura matrística no hay signo de jerarquías; mientras que la cultura patriarcal estaba centrada en la guerra, la matrística no.”
No vamos a intentar una definición de matrístico, ya que hemos hecho en esfuerzo de definir La fraternidad como frontera de lo humano, nos remitiremos a decir que una estructura matrística genera un sistema social fraternal.
“Lo matrístico se conserva en la relación materno infantil. Fíjense ustedes que en la relación materno infantil y en el jardín infantil es un continua invitación a la colaboración, a la participación, a resolver los conflictos en la conversación, a la no apropiación; allí el cuerpo es legítimo y los niños y niñas pueden andar desnudos.”
Concebimos lo matríztico como una matriz, una matriz madre que genera hijos que son hermanos entre ellos por eso. Lo matríztico engendra Fraternidad, y si de sistema social matríztico estamos hablando qué mejor que una colonia de hormigas para ejemplificar la matrix (todas las hormigas son engendradas por un única reina).

Recurriremos una vez más a la Dra. Gordon para explicar como es que se coordinan las hormigas en un hormiguero.
Vimos que existía un lenguaje que consistía en una pocas palabras que identificaban las funciones que desempeñaban las hormigas, (S)sirvientas, (E)xploradoras, (R)ecolectora, (C)ortesana, etc. EL lenguaje consiste en un flujo continuo de roces (conversaciones) entre antenas y cuerpos (donde mediante el olor está escrita la palabra de la función que desempeña la hormiga). Ese streaming de datos provee una distribución estandar y característica del hormiguero de las diversas funciones que desempeñan las hormigas.
Un streaming típico podría ser RRSECC, o SERC o un tren de este último string, SERC-ESRC-ERCS, etc. Lo importante para la doctora Gordon que ese streaming en un período determinado debe dar frecuencias idénticas o similares de ocurrencia de cada palabra f(S)= f(E)= f(R)= f(C) por unidad de tiempo. Si ella está S y lee una gran disminución de cualquiera de las otras frecuencias mutará su palabra a la de la frecuencia faltante.
Este lenguaje rudimentario pero efectivo es el que usan las hormigas para coordinarse fraternalmente, Tan fraternalmente lo hacen que hasta sus roles son intercambiables.

Lo que viene ahora es un divague total pero puede ser una teoría que explique lo que sigue. En realidad conocemos a la doctora Gordon por el libro Emergence: The Connected Lives of Ants, Brains, Cities, and Software de Steven Johnson, donde se plantean las colonias de hormigas como emergentes de autoorganización. Bien, no vamos a hablar de emergencia sino de coordinación a partir del lenguaje. Desde la organización caótica de las hormigas parecería que fuera imposible que que se hayan producido emergentes congruentes y coordinados suficientes para colonizar todos los continentes salvo los polos. Y esa coordinación, si depende de frecuencias, es muy posible que sea función de ajustar frecuencias de relojes internos de las hormigas a los relojes del lenguaje. (sobre este tema es muy interesante este otro libro de Steven H. Strogatz Sync: The Emerging Science of Spontaneous Order)
Supongamos que las hormigas pasan sus vidas en búsqueda permanente del streaming de las palabras de las otras hormigas. Esto es muy similar a lo que señalábamos en el post El poder de la fraternidad en donde hacíamos referencia postulados de Noelle-Neuman en nuestra versión digital para redes sociales, allí señalábamos en el primer postulado: “Cada agente recibe un nivel de flujo de información que percibe como normal, la disminución o perdida de ese flujo es interpretado como miedo a quedar incomunicado, aislado, fuera del juego. El aislamiento es el lugar por donde no circula información.”
Este auscultamiento del órgano “quasi-estadístico“ como Noelle-Neuman lo llama, da justamente la distribución de “opiniones”, o palabras que llevan escritas las otras hormigas sobre sus lomos. Sería muy engorroso ponerse a explicar el mecanismo de sincronización pero existen unos videos sobre sincronización que son además de asombrosos muy esclarecedores.
En ellos se muestran 2 metrónomos desfasados que se sincronizan, luego 3 metrónomos y luego 5 metrónomos


Todos terminan sincronizándose mas allá de las diferencias de fases y de frecuencias iniciales, asombroso.

Imaginemos entonces un mecanismo como éste o alguno similar, que la Dra. Gordon ya debe haber descubierto, por el que el lenguaje hormiguero puede funcionar. Como se habrá visto en los videos de sincronismo, la sincronización de dos metrónomos, no es la misma que la sincronización del caso de tres o de cinco. El tiempo de entrada en fase, (todos se mueven sincronizados) no es el mismo, pese que los metrónomos, son igualmente fraternales, solo que el número de ellos cambia, son cada vez mas.

Nos preguntábamos por el tamaño de la red distribuida y mostrábamos que la coordinación de la red dependía de su capacidad de respuesta en el tiempo ante eventos que la ponían en crisis. Ahora estamos hablando de relojes biológicos y de mecanismos de ajuste y de sincronización y es preciso recurrir al post de las hormigas nuevamente.
En el video la Dra. Deborah Gordon explica que si bien la conducta, el lenguaje y toda lo que la hormiga pudiere hacer dentro del hormiguero es siempre lo mismo, en el año y medio de su vida, y durante los años de vida del hormiguero (veinte), el comportamiento del hormiguero sí presenta cambios durante su “vida”. La única respuesta que le encuentra al cambio de conducta del hormiguero es que a medida que la población del hormiguero se incrementa, (curva logística) la frecuencia del streaming cambia. Es de suponer hay un número, o un ancho de banda, donde se optimiza la sincronización y esto debe ocurrir en la parte vertical de la curva, ni para muy pocos ni para muchos.

Algún malintencionadito pensará que eso no tiene nada que ver con los sistemas sociales humanos. Pues bien, es un modelo que funciona para las hormigas, puede funcionar para los humanos. Por lo pronto la pregunta de David de Ugarte de cual es el tamaño máximo para una red distribuida, no es una pregunta ingenua, de hecho a él sela hacía el presidente de FIEP. Mas allá de un umbral evidente por encima del que se hace difícil operar, existe otro umbral inferior también donde es también mas costoso ejecutar las tareas sociales para las cuales se formó la red distribuida.
La cosa se complica más ahora para considerar el tamaño de una red distribuida, como señalábamos, el entorno tiene incidencia directa sobre el tamaño de la red y ahora tenemos serias evidencias que intrínsicamente el número también tiene incidencia en el funcionamiento de la red distribuida, pese a que estemos mas cerca que en ese primer post donde analizábamos el caso.
La clave está en la eficiencia de la red. No es muy eficiente la red de las hormigas desde que la mitad del hormiguero está de reserva haciendo nada y al que hay que alimentar, pero cuanto mas se achique el tiempo de respuesta, mejor podrá superponerse a inclemencias externas, cuanto mas adecuado sea el lenguaje que posibilitará la coordinación, mas eficiente será la red.

Referente al lenguaje es evidente (tal vez sea necesario un post específico para tratar esto) que para hacerse mas eficiente deberá digitalizarse, no es posible lo analógico ante la crisis, es importante tal vez para otros momentos, para tiempos de equilibrio y paz, pero encontramos que la binaridad es muy eficiente para la respuesta. El lenguaje deberá ser lo suficientemente versátil como para poder digitalizarse con facilidad.

Podríamos seguir pero estos últimos posts se han hecho muy largos espero no aburrir.

Dedicado a U

Autor del título – Mal Pensado

6 nos acompañaron:

Ulschmidt dijo...

Le agradezco, Charlie, y el tema me apasiona - más de lo que lo capto. En realidad muchas veces trato de hablar de lo mismo.
La binariedad en el lenguaje me parece un hecho contundente. Esta ahí. Toda conversaciones es un intercambio de señales para setear el estado mutuo. Y el "NO" me parece que juega un rol fundamentalísimo. Fijese en la gestualidad: sonrisas provocan sonrisas y gestos serios idem. Lo primero es sintonizar con el otro.

Bari2K dijo...

Lo de los metronomos es increible ¿no?. Este libro (bajable, 12,16MB) le puede interesar a mas de uno Synchronization, An Universal Concept in Nonlinear Science, Pikovsky and Kurths - Cambridge University Press

Charlie Boyle dijo...

Lo estoy bajando y despues te comento. Muchas gracias.

Charlie Boyle dijo...

bari2k, estuve viendo el libro, los tipos han hecho una recopilación de todo lo que andaba por allí de sync. Y o había leido un llibro de Steven Strogartz que se llama Sync y trata todos los temas que etán allí pero este va de los casos mas simples has oscilaciones complejas con ruido.
No tiene una matemática tan compleja, las ecuaciones son mas simples que las de Furrier.
El libro es una maza, sirve.
Mychas gracias

Bari2K dijo...

Charlie, ya que estamos, al libro lo encontre en http://www.gigapedia.org literalmente hay centenares de miles de libros clasificados por tema ahi.

Ideal para los inviernos que son inviernos (y hoy parece que empezó el invierno)

Anónimo dijo...

La democracia es una obra de arte
Maturana Romesín, Humberto.
Publicación Colombia : Cooperativa Editorial Magisterio, 1994 85pgs Series Coleccion Mesa Redonda

ISBN 958200178X

espero te sea de utilidad
Juancarlos jclondono@yahoo.com

Posts relacionados