Para que no digan que no hablé de Bobby flores

El pasado domingo, los partidos políticos (también los sindicatos y los representantes públicos) comprendieron que han perdido el privilegio exclusivo de la acción política. Habrán visto que es posible organizarse políticamente sin ellos; comunicar eficazmente sin intermediación mediática o contra algunas miopías; y crear contenidos de valor sin liderazgos claros ni fuentes oficiales.

Seguir leyendo a Antoni Gutierrez-Rubí


Almorzando la semana pasada con mis viejos y una prima hermana madrileña de mi vieja, que andaba haciendo turismo por nuestro país, me contaba su punto de vista de la crisis que esta viviendo España, a su entender, se resumía al sobrecargado sistema de bienestar social con gentes de todo el mundo periférico a las Europas.
Visión que evidentemente justifica las medidas gubernamentales de ajuste que se están aplicando por aquellos parajes, si bien no es nada nuevo para nuestro humilde entender, no nos deja de sorprender como los seres humanos satisfechos somos capaces de encerrarnos en justificaciones y repetir errores históricos.

Seguir leyendo a Florencio Boglione

Estoy empezando a colaborar en un nuevo proyecto de la edición digital de El País, El Debate, que utiliza la plataforma Eskup para que un grupo amplio de personas comenten y discutan un tema que el periódico plantea diariamente. Hoy el tema seleccionado ha sido ¿Irá a más el movimiento de indignación ciudadana del 15-M? Esta es la propuesta que se hace para iniciar el debate:

Una convocatoria ciudadana logró movilizar el domingo a miles de personas en 50 ciudades españolas bajo el lema “Democracia Real Ya. No somos mercancías en manos de políticos y banqueros”. ¿Qué significado tienen estas protestas? ¿Qué papel han jugado las redes sociales? ¿Demuestra esto la profundidad de la indignación ciudadana? ¿Qué partidos pueden beneficiarse de esta especie de “primavera árabe” a la española?

Juan Freyre tiene algunas respuesta a esas preguntas

Me pregunto yo, cuando saquen las tanquetas a las calles, cuando repartan palos en serio, cuando empiecen a usar los fierros para mantener lo que creen de ellos, las cyberturbas donde irán a parar

5 nos acompañaron:

Almita dijo...

Mirá, leí con atención tu relato porque además, varias veces por semana le pego una mirada al eskup, y hablé en un posteo sobre la marcha.
A lo que vos preguntás, yo creo que gran parte, gran parte de esa gente, es como la de acá con las cacerolas: cacerolas de teflón, o de acero.
Jóvenes sin futuro es otra cosa, pero hay mucha gente que me parece a mí que ha de reaccionar como con el corralito. Si superan "el paro", vuelven a su sillón.
Ojalá, superojalá me equivoque.
Saludos.

Carlos dijo...

Bueno acá ocurrieron las dos cosas, los que terminaron movilizándose (hasta recién en el 2008) y los silloneros.
Yo apuntaba mas a que ante situaciones de violencia mucho más explícita si es posible la movilización x esas vías, hasta decir que los partidos no van a existir más.
Una cosa es salir a la calle, otra salir a bancar a una poítica

Almita dijo...

totalmente de acuerdo con tu frase final.
Con lo otro, el domingo intentaba explicarle el artículo de El País sobre la marcha a mis hijos (18 y 20) y tuve que explicarles con gran detalle por qué el "que se vayan todos" es ideológica y nacionalmente grave.
Porque esa consigna garantiza que se termina el quilombo, y se borran.
Una cosa es salir a la calle, otra salir a bancar una política, tal cual.

Florencio F. Boglione dijo...

Charlie: no creo que en los países centrales sea posible para las "democracias" reprimir las protestas sociales de sus ciudadanos con tanquetas al estilo sirio por ej.,
Como bien analizan los artículos que citas el tema en cuestión es la democracia representativa y el rol de los partidos políticos que hoy tiene la "representación" e insisten con recetas que solo profundizan la crisis. y como las TIC se utilizan en plataformas de convocatoria movilización debate y acción ciudadana en un sentido horizontal.
En cierto sentido el que se vayan todos del 2001( salvando las diferencias con el 15M) no termino en la antipolítica ya que los K supieron leer el mensaje subterraneo, supongo que acá hoy el movimiento "digital" ( seguramente Ud. lo puede nominar correctamente) Nac & pop tiene sus similitudes con lo que esta pasando por allá.

Se agradece la mención y le dejo un abrazo fraternal.

Florencio F. Boglione dijo...

Esa foto de Lisbeth ahí arriba que lo cuida, me mato.

Posts relacionados