Is the populism estupid. I

Nada mejor que el Political compass para visualizar cómo ve el mundo angloparlante la torta política, Europa, no escapa a esta concepción.
Veamos que dicen:
En la introducción nosotros explicamos lo inadecuada que resulta la línea izquierda –derecha.

Si tenemos que reconocer que esta es ecencialemnte una línea económica está bien , así como está. […] Eso trata con la economía, pero lo social también importa en política. Ese es el caso donde la sola escala izquierda-derecha no se adecúa por si sola. Por eso nosotros agregamos una (línea más), renqueando posiciones entre autoritarismo extremo y libertarianismo extremo. (Que entiendo como un anarquismo liberal individualista extremo).
Allí su gráfico allí su visión. Ahora miremos este gráfico de mi amigo Stefan Widmer que explica mejor esta cuestión del gráfico de arriba.
Stefan describe una pirámide partida al medio entre Izquierda y Derecha en su cima el poder central, en su interior, el gobierno como articulador entre los dos alas enfrentados. Lo que la pirámide deja claro que está es una metáfora de la pirámide capitalista. (Esta le va a gustar a RIB)
Sin embargo ninguno de estos modelos con basamento en el materialismo en su fase capitalista sirve para describir el Populismo y como una buena punta para empezar a hablar podríamos a recurrir a Ernesto Laclau para una definición, aunque todos lo putean, todos critican su trabajo por incompleto pero es lo que hay. Y habrá que reconocerle que errado o no, el tipo se jugó y en su teoría tiró una definición de lo populista que por cierto es novedosa, o al menos rescató el término de sus excretales connotaciones.
Es Abel el que inicia el debate, chicanas al margen, dice:
Mi amigo y bloguero emblemático Artemio López insiste desde hace mucho tiempo que el peronismo es un populismo. Con el bagaje cultural que le da su predilección por autores franceses y/o afrancesados, y una tendencia a bajar línea ortodoxa que, imagino, le quedó de su breve paso por Guardia, ha desarrollado ese concepto en posts antológicos como éste.
Yo estoy de acuerdo, en una primera aproximación. En una segunda… empiezo a matizar un poco el concepto. Pero explorar el asunto en profundidad es un desafío que hoy no estoy dispuesto a encarar. Lo único que quiero hacer en este post es marcar que el populismo es una categoría - estudiada, discutida, rica – política. No es económica. No sirve para clasificar políticas económicas. Aunque se use como insulto por los adversarios de algunas políticas, y los que las defienden se sienten tentados a levantarla como bandera… no sirve para eso.
Desde la óptica de Abel B la línea izquierda derecha descripta al principio de este post NO serviría para clasificar los populismos realmente existentes, mucho menos los modernos. Recomiendo seguir leyendo el post de Abel escrito es esa prosa de traje y corbata que tiene y que a mi nunca me sale, no tiene desperdicio. Solo voy a lo que interesa acá:
Mi posición es práctica: esos “relatos”- que giran sobre el enfrentamiento de dos proyectos - no son una forma útil de analizar las políticas económicas argentinas. Ojo, no digo que no haya habido proyectos en pugna – los hubo y los hay. Y acepto que, a grandes rasgos, podemos agruparlos en dos bandos. Pero los proyectos se definen por los objetivos, y el hecho fundamental de la experiencia económica argentina en el siglo XX es el fracaso relativo de todos los proyectos.
Tengo que precisar lo que acabo de decir: Hubo logros irreversibles. El radicalismo irigoyenista consiguió la incorporación de las clases medias a la vida política y al Estado, y creó una legitimidad democrática que nunca pudo ser desterrada (la patética frase de Galtieri “Las urnas están bien guardadas” desnuda claramente que, al final, siempre fueron inevitables). El peronismo consiguió la incorporación de los trabajadores, y – cuando, décadas después del primer peronismo, la economía “integrada al mundo” empezó a marginar sectores sociales - hizo que también éstos fueran sujetos políticos. Esas transformaciones cambiaron Argentina para mejor, y para siempre. Aunque el radicalismo no logró su ideal de una democracia “a la uruguaya”, ni el peronismo realizó su comunidad organizada.
El fracaso que me refiero es el de las diversas políticas económicas en su conjunto, y se miden por el único criterio válido, los resultados.  Argentina creció menos en el siglo pasado que los países con que se comparaba y que algunos con los que no. Creció mucho menos que Brasil; mucho menos que Italia y España; muchísimo menos en la segunda mitad del siglo que los países del Este de Asia… Ese crecimiento se mide en infraestructura, en potencia industrial, en educación y servicios sociales… En este último aspecto, la brecha no es tan grande, gracias a que ha sido un valor irrenunciable para nuestras fuerzas políticas populares. Pero no hemos mantenido los niveles a los que habíamos llegado. Y esos niveles dependen, en última instancia, de los recursos con que un país cuenta.
Pero si esto es así como dice Abel por qué jode tanto una visión de mundo no basada en la economía, es necesario investigar esas posibilidades, más para nosotros los que ya pasamos los cincuenta y que no nos creemos más las cuotas de Garbarino o el crucero en la Bahamas.
En este primer post queremos tomar la posta de la mojada de oreja que hizo Abel al mundo bloggero, queda planteado el debate si el populismo es una “metodología” politico-económica o simplemente, y despojándose de toda connotación económica, analizar al populismo como algo independiente de ella.

3 nos acompañaron:

Fernando Rosso dijo...

No Charlie, esto no califica ni para populismo...
http://elviolentooficio.blogspot.com.ar/2012/04/cristina-repsol-y-el-anuncio-que-no-fue.html
saludos
FR

LolaMento dijo...

Abel toma por válida la definición de populismo de Laclau y a partir de ahi razona. Laclau deja clarísimo que el populismo no es de izquierda ni de derecha ni tiene una relación biunivoca con tal o cual escuela o práctica economica.

Abel simplifica demasiado cuando dice que "esos niveles dependen, en última instancia, de los recursos con que un país cuenta". No se especificamente a que niveles se refiere pero vamos con estos ejemplos que muestran que no solo los recursos importan.

Nueva Zelandia y Australia andaban a la par de Argentina en todo (recursos naturales y humanos incluidos) y miren la diferencia hoy dia.

Japon ¿que recursos materiales tuvo?

Se pueden tener recursos y malgastarlos o estropearlos.

CHARLY; ¿porque molesta el populismo?, Laclau llega a preguntarse si existe democracia política sin populismo. Mi conclusion es que el populismo molesta porque es la manera de funcionar delos agregados humanos cuando estan en problemas y tienen que cambiar la dinamica del agregado.

Veremos liderazgos populistas en USA y Europa (esperemos que generen Roosvelts y no Hitlers...)

rib dijo...

Estimado Charlie:

Yo no soy de los que creen que la forma de la sociedad es una pirámide.
Más bien a mi me parece que cualquier movimiento tendrá la forma de una campana de Gauss.
Como en las carreras hay unos pocos que hacen punta - serían los mejores - y otros pocos que quedan rezagados. La gran mayoría corre a la velocidad media.

Pero la mecánica de los materiales nos enseña que ningún cuerpo puede ir a mayor velocidad que su partícula más lenta - ni viceversa - sin partirse en dos.
Allí es cuando una sociedad se divide en una clase elitista - la senatorial - y una clase populista.

http://rib-moregeometrico.blogspot.com/2011/07/ong-sa.html

Sin embargo hay una asociación tradicional entre lo "mejor" y la "mayoría" - con la que insiste el estimado Manolo por ejemplo - que proviene de la masonería utilitarista inglesa cuyas figuras más conocidas fueron Bentham y Mill y aquí en la Argentina se conoció como la "representación de los hacendados" de Moreno como formación social contraria al virreynato español.

En cuanto al Political Compass en traducción al argentino debiera decir Estatistas (autoritarios) o Personalistas (libertarios) y Elitistas (derecha) o Populistas (izquierda). Es decir una diferencia cuantitativa y una diferencia cualitativa.

A mi el Political Compass me da que soy un libertario de izquierda o un personalista populista en argentino.

Como Gandhi y el Dalai Lama ... ja.

Saludos.

Posts relacionados