El Escriba en sus laberintos

Acabo de hacerle dos comentarios largos a este post del Escriba, no se que pasó rebotaron por largos y se perdieron, voy a tratar de rehacerlos. EL Escriba hace una provocadora relación, leeemos:

Un día igualito al de hoy pero justo hace once años (o sea, cuando un joven que hoy tiene 22 años tenía 11):

"En cambio, las reformas estructurales, serían las siguientes:

  • Reforma laboral: un paquete de máxima liberalización del mercado de trabajo que incluya tope indemnizatorio, negociación salarial por empresa, aumento del período de prueba y fraccionamiento de las vacaciones.
  • Obras sociales: una privatización parcial del sistema para permitir la libre competencia entre la medicina prepara y las obras sociales sindicales.
  • Banco Nación: privatización mediante la transformación de la entidad en una sociedad anónima.
  • Jubilaciones: Cambio en el régimen, eliminación de la Prestación Básica y aumento de la edad para jubilarse.
  • Coparticipación: Un nuevo régimen que obligue a las provincias a realizar un ajuste sobre los gastos.
  • Provincias: Incluir a las provincias en la evaluación fiscal total de la Nación y de esa manera obligar al Estado Nacional a ejercer un control sobre el déficit provincial".

Al Escriba le sobra con esto para hacer un post, a mi me cuesta todo un análisis semiótico.

Dice Wikipedia: Gran hermano llegó a la Argentina el 10 de marzo de 2001, o sea meses después de esta nota donde el FMI baja línea de lo que se debía hacer a través de la pluma de Bonelli. Mucha agua ha pasado bajo el puente desde entonces, en el país y en GH.

Me he ocupado de Emanuel Di Gioia, uno de los piqueteros de la versión 2011 de GH en este post. Es el chapista que junto a Emiliano, Leandro y Martín P, retan la autoridad de Gran hermano mientras, desde afuera, Peluffo y Rial bajan línea para disciplinar y castigar a los díscolos y someten a la votación del público la aplicación o no de las sanciones que GH dictaminó por "los destrozos e inconductas" que los participantes han hecho dentro de la casa: la reducción a la mitad de la cuota alimentaria para esta semana.
Pero estos participantes, al menos este núcleo duro, no son como los Gastón Trezeguet o la rosarina  Silvina Luna,  están politizados a diferencia de los últimos que solo buscaban la fama y la guita, tratan de consensuar una postura colectiva en un juego absolutamente individualista, dividiendo la casa entre populares y  divinos. Un ejemplo de estos últimos es Alejandro que lo único que le importa es mirarse el pito que no tiene.

Del otro lado del televisor esta el pueblo-espectador que, como en un juego de espejos y reflejos como el del cuadro de Las  meninas de Velazquez, queda atrapado por la escena que se representa en la televisión, entre el Ojo de Gran Hermano y los personajes de la escena. Inocente e involuntariamente tiene que reprimir o salvar a los  participantes de la sanción impuesta por GH, pero para decidirse solo tiene la versión oficial del relato de GH (la pintuira representada por Velazques, en donde se autorretrata y donde no pinta a Las meninas, sino a nosotros los observadores del cuadro en una tela que se nos está negado ver). La comunicación directa entre los participante, especialmente con los díscolos, y el pueblo-público también está negada, no se los puede abrazar para confortarlos y decirles: - estamos acá con Uds. Solo vemos la representación oficial del Ojo del Gran Hermano desplegada por las figuras de Rial y Peluffo


Pero el verdadero actor como siempre es el pueblo-espectador, el observador atrapado del cuadro de Velazquez, en él, la producción ha puesto la decisión de aplicar o no la sanción y lamentablemente el resultado ha sido desfavorable a los personajes del programa: 80% que sí se aplique la sanción contra un 20% que no.

Como nos advierte Zygmunt Bauman, uno de los paradigmas del siglo XX representado como ficción en 1984, la novela de George Orwell donde se da a luz la figura del Gran Hermano que todo lo vigila y todo lo controla, nunca se llegó a concretar, y pese a esto, constituyó una de las fantasías mas disciplinatorias de mediados del siglo pasado cuando se publicó la novela. Fantasía que parecería extenderse hasta nuestros días.

Tratando de analizar la reacción del pueblo-espectador, existe la posibilidad de que se haya dejado operar por la bajada de línea de Peluffo y Rial, los Bonellis de GH, en este caso esta postura podría ser cambiada o ser re pensada en futuras votaciones del pueblo. Pero puede que sea como en la película Brazil o en la experiencia de Salomon Asch donde el verdugo y el sancionado están fuertemente influenciados por la opinión dominante, la del FMI para Bonelli y la de GH para Rial. Durante el tiempo que duró la votación, Rial permanentemente daba a conocer los datos parciales de la votación que siempre rondó en el 80-20 como en el fernet con cola.

También puede ser que el público responda a las advertencias reiteradas hasta el hartazgo por Rial cuando dice:- La casa siempre gana, - GH siempre gana. En este caso para evitar un perjuicio mayor, puede que el público-pueblo, se compasione de los participantes y los haga disciplinar para que no sufran una sanción mayor. Una especie de "portete bien"

Pero existe una última posiblidad, que el público-pueblo tenga la propia voluntad de sancionar y castigar a los descarriados como una oportunidad de esgrimir el látigo que tanta veces se le negó, como se ve en el video del experimento de Millgram .


Para analizar esta última opción será interesante seguirle los pasos a un participante muy particular, Cristian U, un jugador tramposo que se autonominó en la última nominación. Si el público lo salva, realmente estaremos en problemas, si lo reprende y positivamente lo castiga con la expulsión por su conducta desleal e individualista para con sus compañeros, podremos considerar que la platea-pueblo puede reconocer una conducta de otra, mas allá del establecimiento de agenda por parte del medio oficial del GH.

Con estos experimentos de obediencia no se pretende medir la posibilidad de obediencia de los actores-personajes-gobierno. El poder representado o esgrimido en GH u ostentado por el FMI, como nos recuerda el Escriba, tampoco se aplica directamente. Las medidas propuestas por Bonelli “El Fondo Monetario Internacional (FMI) reclama la implementación inmediata de seis reformas estructurales de fondo, entre las que se encuentran una flexibilización laboral extrema, un cambio en el régimen de las obras sociales y la privatización del Banco Nación”, no se dirigen al gobierno, se dirigen hacia nosotros. Bonelli solo es el vocero oficial del FMI, somos nosotros, observadores, espectadores, lectores, atrapados por el discurso de Velazquez, Bonelli, Rial los que en definitiva sancionamos o rechazamos las medidas.

Está muy bueno lo que trae el Escriba, valga la comparación, valga la conducta  de Trezeguet y la comparación con la de Euel Di Gioia, valga la real voz del pueblo de aquella época y la de esta. Por lo menos hoy podemos disentir o corregirnos

3 nos acompañaron:

Julio dijo...

Buenísimo post! En Brasil esta empezando ahora el Big Brother 11 (BBB-11), pero la verdad es que no me he asomado ni un poco. No tenía ni idea de las reviravoltas que se están dando en ese Gran Hermano Argentina, que interesante retrato del público atrapado (la propia participación sufragista no sería ya una forma de colaboración? gastar saldo en un SMS para esa escenificación que tan poco controla no sería ya una forma de legitimar la trama?). En cualquier caso, si alguna vía de escape nos queda es esta, las deconstrucciones sagaces a partir de comentarios enlazados, la inteligencia colectiva en las plataformas de publicación liberadas...

Por seguir con el Gran Hermano (esta vez España), te recomiendo que le des un ojo al artículo "Marcianos, melanesios, mormones y murcianos", que enlazaba en este post. Seguro que te gusta.

Por cierto, mi relación con el Fernet-Cola no pasa de unas semanas en Buenos Aires y alguna botella clandestina que suben contrabandistas santafesinos hasta Rio Grande do Sul, pero debo decir que mi proporción ideal es 40/60, por lo menos (e incrementando exponencialmente la presencia del antinatural brebaje alkoliko a partir de los terceros tragos).

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Interesante. Era divertido Trezeguet igual, ja.
Abrazo

Carnicero dijo...

Desde el otro lado se ve asi:
http://elpavimento.blogspot.com/2011/02/gran-hermano.html

Para todos los gustos, vio?

Posts relacionados