De cómo la lógica se volvió tolerante

Buscábamos algo para escribir sobre el principio lógico del "tercero excluido" y nos topamos con esta magnífica introducción a un taller de lógica de Maruxa Armijo del año 2000 en Méjico.
Es medio larguita pero brillante. Recomendada especialmente para Ana C, Goliardo, Laura, Manolo y Ulschmidt

Como muestra, he aquí el inicio de una narración de Chesterton que podemos ofrecer a nuestros alumnos como un sabroso postre a la lección del principio lógico del tercero excluso:

El profesor Openshaw perdía siempre la calma con un fuerte puñetazo dado sobre cualquier parte si alguien lo llamaba espiritista o creyente en espiritismo. Pero esto, sin embargo, no agotaba sus explosivas facultades porque también perdía la calma con un fuerte puñetazo dado sobre cualquier parte si alguien lo llamaba incrédulo en espiritismo. […] y no había nada que lo complaciese más que sentarse en un círculo de devotos espiritistas y hacer minuciosas descripciones de cómo él había puesto en evidencia a medium tras medium y fraude tras fraude; porque realmente era un hombre de talento detectivesco y claridad de ideas una vez que había fijado su vista en un objeto sospechoso, y siempre la había fijado en un medium como en un objeto altamente sospechoso. […] Sus relatos dejaban a los verdaderos creyentes más bien sin reposo, cuando en realidad era reposo lo que intentaban alcanzar. Pero apenas podían quejarse, ya que los espiritistas no niegan la existencia de los media fraudulentos; sólo que las desbordantes narraciones del profesor parecían indicar que todos los media eran fraudulentos.
[“The Blast of the Book” de Gilbert K. Chesterton].

¿Qué pasa con el Profesor Openshaw? ¿Se contradice, niega que ser espiritista o no serlo agota todas las alternativas posibles o simplemente se rehusa afirmar tanto E como no-E mientras no tengamos o una prueba o una refutación?

Este cuento, que en palabras de Borges “simula ser policial pero es mucho más”, al inicio nos propone un enigma a primera vista indescifrable, sugiere después una solución no menos mágica que atroz, y por fin arriba a la verdad que procura ser razonada y razonable

7 nos acompañaron:

Sombra dijo...

El profesor necesitaba de una lógica no binaria sino estadística. Yo para leer la política argentina también la necesito.

Charlie Boyle dijo...

El profesor, Shroediguer Ud y yo

Sombra dijo...

Es cierto, la indeterminación. Bueno, ya somos cuatro.
En cualquier momento le entro a su "De revolucionibus Orbium Argentum". En caso de que lo entienda le haré legar mis comentarios.

Goliardo dijo...

uh Charlie, me encontró en una noche, madrugada, y una posible siesta epicurea, aunque la laogica no es lo mio, mañana leeremos este tratado de lógica que usted manda, por ahora estoy dedicado a escucharr esto:

http://es.youtube.com/watch?v=NzrPYZ11jXw&feature=related

Charlie Boyle dijo...

Es la hora para escuchrlos, especialmente si uno está con una señorita siete años mayor

Ulschmidt dijo...

Efectivamente, desenmascarando mediums el profesor sólo consigue que por-ahora-no-se-demuestre-el-espiritismo mientras que si fracasara una sóla vez en su acto demostraría lo contrario de lo que quiere demostrar... (o quedaría muy mal parado, caramba)

Laura dijo...

Bien por el profesor, traer estos ejemplos siempre es mucho más didáctico que miles de palabras. Hace más o menos un nes, tuve el placer de escuchar una conferencia de Enrique Dussel, en la que expuso maravillosamente (haciendo malabares con los conceptos y bajandolos a tierra de manera que sólo los grandes docentes pueden) el principio del tercero excluído. Prometieron mandarme la desgrabación. Ni bien la tenga, se la mando.
Felicidades, don Charlie.

Posts relacionados