Es el populismo, estúpido.

Lo único que le falta decir al kirchnerismo es que el electorado de Capital se equivocó al votar, pero estuvo muuy cerca de decirlo.

Según entiendo el populismo es un conjunto de sectores políticos (kiosquitos), cada uno con su identidad propia que en un determinado momento aúnan su demanda en torno a alguien que la enuncia correctamente y que luego la hegemoniza. Entonces esa poderosa herramienta, altamente efectiva y políticamente resiliente, tiene su punto flaco que es su proceso de hegemonización. Una misma estructura, como en la capital, puede ser hegemonizada tranquilamente por Macri en una instancia y en otra por Cristina. Es absurdo pretender hablar de populismo de derecha o de izquierda dado que no se trata de una lucha clasista en donde se diferencian clases ideológicas, sino que su puesta en marcha depende casi exclusivamente en quién la enuncie.

Por populismo de derecha se entiende como caso paradigmático el de Berlusconi, que soluciona demandas popululares por un lado como sería el matrimonio gay y por el otro toma medidas de fondo de derecha, como la concentración de la información y la liberalización de los mercados. Un populismo de izquierda sería algo parecido pero enunciado en el sentido contrario, las medidas de fondo debería ser las identificadas con la izquierda. Sin embargo en “lo popular” (la coca y el chori, el matrimonio gay, notebook para todos) ambos enunciadores se solapan, por lo que lo de “de izquierda” o “de derecha” son agregados que cualquiera sea el enunciador se adisionarán a posteriori.

En este sentido se enrola el “Síganme que no los voy a defraudar” de mendez, vótenme que después hago lo que quiero. ¿Realmente pude hacer lo que quiere?

Y allí es el momento de ponerse serio. No puede haber una contradicción entre lo enunciado, lo demandado y lo que efectivamente sucede en ese “a posteriori”. Si bien hay una relajación y un aparente descompromiso de los votantes al otorgar semejante “cheque en blanco”, hay una responsabilidad en quién lo hegemoniza en realizar las promesas de campaña. Lo que pasa es que si esto no sucede no se advierte inmediatamente, lleva un tiempo de elaboración de nuevos significantes vacíos y nuevos enunciadores capaces de reemplazar a los existentes. Mientras los viejos no terminan de morir y los nuevos no terminan de nacer, hay una zona oscura en la que puede pasar cualquier cosa.

Por qué si Pino ideológicamente estaría mas cerca del kirchnerismo que de Macri, no se entiende la inquina del kirchnerismo con este sector hoy casi desaparecido, creo que de nada sirve que Filmus los convoque, ya tarde, para hacer un gobierno de coalición.

Entonces será cuestión de reformular al populismo, sacarlo definitivamente de lo agonal y ubicarlo en un espacio tensionado pero no excluyente, a esto lo entiendo como un espacio institucional que no sea a todo o nada. Creo que vale la pena estudiar esa posibilidad.

5 nos acompañaron:

Florencio F. Boglione dijo...

Cierto triunfalismo exitista lleva a creer uno es el centro del "mundo" mas luego los hechos nos hacen llorar cuando ya es tarde para convocar, la derecha realmente existente esta jugando inteligentemente las fichas electorales, pese a que se cree otra cosa.

Saludos Cordiales.

rib dijo...

Un espacio tensionado pero no excluyente es un agujero negro.

LolaMento dijo...

"aúnan su demanda en torno a alguien que la enuncia correctamente y que luego la hegemoniza ...no es tan asi; si no recuerdo mal, las demandas son múltiples y hasta contradictorias entre los demandantes, no se "aunan", el equilibrio es dinamico. Lo que ocurre es que surge un significado flotante que c/u rellena a gusto y es de todos mientras aguanten las contradicciones.

¿Cual es el significado flotante en que se monta Macri?. Para mi un "estilo" de vida. Es despreocupado, vive al dia, se caga en todo, es mentiroso, se la cree.. un porteño. Comparalo con Filmus: un tipo concienzudo, reflexivo, laburante (aunque su gestion como ministro de educación dejo que desear)

Charlie Boyle dijo...

Todo un tema el significado populista de MAcri, en ese sentido es muy porteño, todo porteño te habla de Macrim todos quieren ser MAcri

Florencio F. Boglione dijo...

Definitivamente, para ser políticamente correctos debemos revalorizar el derecho democrático de votar y respetar la expresión de ese voto, son las reglas del juego.
Ese votante que merece todo mi respeto, no coincido con Fito Paez que le da asco, me parece que en definitiva si es capaz de ejercer su legitimo derecho de elegir como el administrador de los recursos públicos a alguien al que no le exige la mas mínima rendición de cuentas de gestión, se la pasa ninguneandolo durante toda la campaña con globitos de colores y hablando de su "negrita mágica y hechicera", esa casi mitad de los votantes que compran eso a mi no me dan asco me parecen unos reverendos pelotudos, seré fascista? que me dejen de embromar con tanto análisis político sobre el tema...

Saludos Cordiales.

Posts relacionados