Demoliendo Ks

Para Tomás Abraham el kirchnerismo no es PJ ni nada E pur si muove. Sin embargo, como los dinosaurios tiende a desaparecer. Comparto todo lo que dice, en realidad le gana a todos

6 nos acompañaron:

jorge dijo...

Es tremendo ver como intelectuales, tipos con formación en para detectar y encausar hechos e ideas, no están ni cerca de comprender el kirchnerismo, y caen en el mismo discurso que un marcelo bonelli, que un carlos pagni:
cooptación, locura, voracidad...

Dado que soy kirchnerista, si me lo cruzo al señor Abraham, tengo todo el derecho de aplicarle un correctivo por insultar mi inteligencia y sobre todo mi honestidad.

Este Tomás Abraham que dicta cátedras de política desde el púlpito es el mismo que de´cia esto en 2002?:

Hay una enorme presión para estar preocupado, que no tiene nada que ver con la preocupación real. Parecería que lo que más importa no es la situación, sino que te duela. Una postura inútil. Los climas psicológicos le han hecho mucho daño al país. No tenemos que dejar lugar a las pulsiones de destrucción. Como ejemplo, la campaña contra los políticos y el que se vayan todos ya está produciendo algunos arrepentidos: se están asustando de lo que ellos mismos sembraron. Pero hay tiempo todavía para corregir el rumbo de la protesta.

Qué frágiles que son, dios mio.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=381426

rib dijo...

A mi me parece que tanto la pirámide - de Ponzi - a la intemperie como los dos pisos - de Leibnitz vía Deleuze - son figuras del funcionalismo.
El kirchnerismo es la variable.

Ofrece el socialismo una alternativa?

Charlie Boyle dijo...

Eso no quita que lo que dice el tipo sea cierto. Del otro lado no hay nada

rib dijo...

No quita.

LolaMento dijo...

¿Habrá leído a Laclau?
Parece que no.

Mientras escribo escucho que dice "cuando se mete ideología se mete secta" ¿es verdad eso?, a mi jamas se me ocurrió pensar que el neoliberalismo era una secta o sectario, o la ideologia de la ilustración era sectaria...

este hombre usa las palabras con demasiada libertad y ni hablar de las metaforas. Por ejemplo "intemperie". Introduce la intemperie de sopetón y basa parte de su discurso en esa metafora... flojo, flojo, si "intemperie" fuera una imagen, una pincelada, vaya y pase, pero usar eso como cimiento...

Coincido en que el armado es de arriba a abajo. Que eso en nuestra tradicion mental democratica es es algo no deseable pero... si la dictadura, el desencanto con Alfonsin seguido del Consenso de Washington destruyeron todo entonces eso es lo que hay. Ya los jovenes de ahora reconstruiran lazos comunitarios si la economia lo permite (dudo, veo mucho individualismo sistemico, endogeno, resultante de la vida diaria y la manera de ganarse el pan no de bajadas de linea mediaticas)

En fin. No me convence este hombre qe parece medio enojado.

¿No sera un Lanata de la ideologia no?

Desocupado mental en la era del blog dijo...

No me convence Abraham cuando trata de reflexionar sobre la coyuntura política... Coincido con lo de transformar una metáfora ("intemperie") como si fuese una explicación causal o un argumento sólido.
Voy a votar a Cristina, pero igualmente Binner -en principio- me parece una buena noticia como referente de la oposición.
También percibo en Abraham una falta de lectura de la realidad latinoamericana: todos sus referentes intelectuales son europeos (salvo Halperín Donghi y no mucho más). Lo que quiero decir es que suele analizar la realidad vernácula con categorías foráneas, sin darle bola al contexto.
Para pensar nuestra polícia me sirve muchísimo más un José Natanson que un Abraham.

Posts relacionados