Carta abierta a Jesús Rodríguez

A propósito de esta entrada de su blog

Yo estuve ahí, militaba junto a vos en Formosa 114, cada uno desde su lugar de militancia fuimos los actores de esas 67 semanas. Junto a Horacio Nuñez nos tocó que nos mandaras, sin que sepamos nada de nada de política, a armar y luego a ganar el centro de estudiantes de la UTN Medrano. Teníamos una tarea previa ganarle las elecciones al Fernando de la Rua de Línea Nacional y todo se fue dando casi naturalmente.

Recuerdo que una reunión cercana al 30 de octubre de 1983. Vos llamaste a que hagamos un esfuerzo final, tal como le pedís al radicalismo en esta oportunidad. En esa ocasión propuse salir casa por casa, para entregar la boleta, para pedir el voto, vos me contestaste que eso ya no servía que los votos había que juntarlos de a cientos (con un gesto de brazos arqueados bien abiertos), que de a uno no alcanzaba, así se hizo y ganamos.

Hoy te puedo preguntar Jesús, con todo el cariño que todavía te tengo, cuál es “la misión que exige la conformación de una coalición electoral que se distinga de los populismos -restauradores de los noventa o bolivarianos con tonada rioplatense-“, si es el mismo radicalismo el que acompañó al primero y que le prestó cuadros al segundo, incluso conformó gobierno con otra fuerza muy similar a la que hoy gobierna.

Pero hilando mas fino aún, cual es la “misión”. ¿Alcanza con ganar, como aquella vez al PC en Medrano, con las formas del pasado? ¿Para qué? ¿No cae el Radicalismo otra vez como en el 99 en el mismo error de pretender llegar al gobierno poniendo en riesgo la gobernabilidad? Incluso echando manos del populismo y quemando su único candidato.

No siento estas 67 semanas como aquellas, a aquellas las dibujábamos nosotros, nosotros éramos el pueblo, nadie se avergonzaba de ser radical y se juntó una masa crítica capaz de realizar la imposible empresa de ganarle al peronismo. Hoy estas categorías también han cambiado, ni radicalismo (aquel), ni peronismo (aquel), tampoco los republicanistas (de hoy) y populistas (de siempre). ¿Por qué no se piensa distinto, rebrotando desde el pie como en la canción de Zitarrosa? ¿Alcanza con 67 semanas para eso? ¿Es muy poco juntar los votos de a uno pero reales? ¿No se llega? ¿Mientras tanto qué hacemos con Carrió, con Margarita, con Cobos, con Moreau, conmigo? ¿Se venden a paquete cerrado o se separa la paja del trigo?

En estas muchas semanas que nos separan de aquel fin de año de 2001 y de aquella elección donde Moreau le robó las elecciones al tierno de Terragno, (que fue el límite para mí), ha corrido mucha agua bajo el puente. Lo más triste es que no se ha creado una corriente republicana, partidista o no, capaz de enfrentar esos populismos que nombrás.

Por eso Jesús, creo que tus esfuerzos como dirigente deberían ser mas que el de la arenga, el de recrear un radicalismo que ya fue, deberían apuntar más a crear una fuerza republicana, partidista o no, que sea capaz de reconstruir confianza en las instituciones y para eso hay gente buena y mala en todos lados, digo malos los que no resisten ni un archivo. Esta vez hay que salir a buscar voto por voto casa por casa dejando el persaltum de dirigentes que dicen tener ciertos paquetes electorales a la hora de repartir candidaturas pero que a la hora de los bifes solo se acomodan ellos. Que el internismo no tape una vez mas el bosque que hay un país que gobernar.

Afectuosamente, el autor del blog.

3 nos acompañaron:

Florencio F. Boglione dijo...

Impecable,Charlie.

Hay puro electoralismo oportunista e irresponsable ahí.
No entienden que su fracaso es el de todos, la soberbia egoísta les impide colaborar para que otros puedan donde nosotros no quisimos, no supimos o no supimos.

Saludos Fraternales.

Mariano T. dijo...

Lo unico que vale es entregarse atado de pies y manos esperando el tiro de gracia?

Bari2K dijo...

Esto escribio Jesús Rodriguez para el informe de la I.S. sobre Venezuela:

"Como lo señala un manual de formación de trabajadores, publicado por un sindicato oficialista: "la violencia es el medio de implementación de las sociedades modernas (según Marx)”. Violencia, amenaza, intimidación, inseguridad, incertidumbre, inestabilidad de las leyes y de los procedimientos, constituyen el marco de la sociedad actual. Esto no solamente tiene consecuencias sobre la vida privada de la gente y sobre la vida ciudadana y política, sino también sobre la actividad económica nacional."

Observar la ambigüedad (el sindicato ¿denuncia o justifica esa violencia?) y quien pueda encontrar al sindicato en cuestion y la frase en su contexto que avise: yo no pude.

Me impresionó muy fuertemente el gorilismo de estos ex-progres escandalizados con el populismo. Son verdaderos dinosaurios en procesos de fosilización.

Posts relacionados