La Sociología de la vida cotidiana y el modelo OSI

Cuando en 1979 Mauro Wolf escribe su "Sociología de la vida cotidiana" todavía no se había inventado la PC. Alli Wolf se basa en Erving Goffman para describir lo que pasa cuando dos persona entran en interacción para comunicarse y hace una distinción de dos fenómenos que toman lugar al mismo tiempo la interacción y la comunicación. Da este ejemplo:

"1 - A: Perdone. ¿Sabe Ud. que hora es?

2 - B: Sí, son las seis.

3 - A: Gracias.

4 - B: De nada."

En (1) A, tiene que abordar de alguna manera a B para comunicarle que necesita saber la hora, por lo que empieza con un "perdone". Wolf dice que ese "perdone" no corresponde a la comunicación en sí de A y B y sí corresponde a una interacción que ocurre entre A y B. A comienza su relación con B mediante la rotura del hielo del "perdone", que es una forma de decirle a B, "yo se que lo voy a molestar, y que voy a interrumpir su camino y su anonimato por eso lo pido perdón, pero necesito que Ud. me de la hora."

En (2) B asiente con un "Sí". ¿Sí a qué? Sí a las dos cosas, al perdón solicitado y a la posibilidad de que B le diga la hora a A. De esta forma B manifiesta que acepta la interacción y que acepta la comunicación.

(3) y (4) son formalismos que usan A y B para dar por terminada tanto la comunicación como la interacción.

------------------

Por demás ilustrativo el ejemplo. Según Habermas esta acción comunicativa entre A y B está dotada de una razón comunicativa, una inteligencia que hace, no solo que los mensaje se intercambien, sino que estos sean posibles de intercambiar.

PDUs

El otro día proponíamos al modelo OSI, como modelo de interconexión de dos persona, dos agentes, dos singularidades, como diría Toni Negri. ¿Que significa el modelo OSI? OSI significa "Open System Interconnection" (Sistema abierto de interconección) y este modelo (1984, también posterior a Wolf) es "un marco de referencia para la definición de arquitecturas de interconexión de sistemas de comunicaciones".

Lo que proponemos es analizar las interacciones de la vida cotidiana mediante un modelo similar.

Como primera medida, salta a la vista que tanto las diferencia entre interacción y comunicación que propone Wolf, cuanto la razón comunicativa de Habermas, quedan cortas si pretenden modelarse en una arquitectura semejante. Nosotros lo vamos a intentar.

  1. Capa física: es lo que hace de soporte a la relación humana, el ambiente donde se desarrolla la acción comunicativa. No es lo mismo que sea de día que de noche, que llueva o que haga lindo día, que sean las 10 de la mañana o la siete de la tarde, que haya otros alrrededor, o se esté solo, el entorno modifica y predispone toda la acción.
  2. Capa sensorial: es el primer contacto que tienen los actores. Ver, hacerse ver, oír, hacerse oír, interferir en el campo sensorial del otro.
  3. Capa emocional: es la primer sistema decodificador de la realidad que se pone en juego. Estar llorando, o decirlo a los gritos, hace la diferencia. Hacer un ademán muy exagerado puede provocar reacciones emocionales de miedo en mi interlocutor y hacerlo salir corriendo, por eso este nivel de interacción es el que abre, después de decodificarlo racionalmente, los primero mensajes preparatorios que posibilitarán la comunicación real.
  4. Capa de datos: Los datos deberán ir estructurados de manera que puedan ser leídos, que posean una cabeza que indique que allí empieza la comunicación, y una cola que indique allí termina. En nuestro ejemplo, el Perdón de A en (1), cumple las veces de cabeza. En cambio, Gracias y De nada de (3) y (4) sirven como cola del mensaje y de la comunicación.
  5. Capa lingüística: La lingüística son las representaciones universales que nos hacen distinguir, mas allá de la lengua, qué es una pregunta, una afirmación, una negación, etc. los significados de los significantes puestos en juego.
  6. Capa del Idioma: El idioma es el nivel de interacción que nos permitirá la decodificación de los mensajes.
  7. Capa Socio-cultural-religiosa: Esta capa es contextualizadora, ahora desde el lenguaje y no desde el ambiente, de lo que se dice. Las palabras que se eligen, el tono de voz, la gesticulación, todo deberá ser coherente con la identidad que queremos mostrar.
  8. Capa de racionalización: Por fin es la que transporta el mensaje. Mensaje que será decodificado de una manera racional y será el que le otorgará el sentido a la comunicación.

Todo esto debe funcionar en conjunto y al unísono y debe guardar una coherencia para que funcione en bloque. Si algunas de las capas inferiores no está presente, o si alguna de ellas es incoherente con la del nivel superior, lo mas probable es que si somos B digamos: "No le entendí lo que me está preguntando" o si la desconexión se produce a un nivel mas bajo aún, nos preguntaremos "¿Qué querrá este?" y seguiremos caminando.

De esta manera, las categorías de Wolf se quedan cortas a la hora de abarcar la complejidad que esta simple interacción de la vida cotidiana nos depara.

Lo que quedaría por ver y subsiste en la pregunta que le hacíamos a Juan Urrutia Elejalde, es si es posible una interelación entre dos niveles diferentes de interacción.

Lo que se me ocurre es que si bien las relaciones son de multinivel, como en el modelo OSI, o como en el sistema planetario propuesto por Juan, lo que queda claro es que cada nivel al ir constitutuyéndose va produciendo una emergencia que a su vez debe mantener una resiliencia que dará coherencia al conjunto. Si esto no ocurre así no se hallará el sentido de la misma.

Por lo que no sería que un nivel se comunica con el otro, estableciendo una identidad de interacciones de multinivel cruzado, sino que la identidad que surge de la interacción irá emergiendo conforme emergen los diferentes niveles de las diversas capas y conforme a la resiliencia que estas emergencias deberán mantener.

No se si se entiende, pero por la dudas no queremos seguir aclarando para que no oscurezca más.

Posts relacionados