Definición de Fraternidad Beta 1

Me pregunto si este remanido tema de la Fraternidad le interesa a alguien más que a mis amigos Aulo y a don Juan Urrutia Elejalde, las “estadísticas” aunque no sean de fiar parecen decir que efectivamente sí. Sea por los lectores o por mis amigos, que bien se lo merecen, vamos a darle una vuelta más de tuerca al tema. Ya estamos cerca del final de la primera etapa, que era ubicarnos respecto al término y a partir de allí poder seguir contribuyendo a la construcción o no de una teoría de redes sociales humanas.
Con la precisión de un cirujano, eso es lo que me gusta de él, Aulo practica las disecciones necesarias a lo que en conjunto pretendemos constituir como una “definición de Fraternidad”. En el camino van surgiendo ramificaciones que van abriendo distintas posibilidades y es allí donde don Juan nos vuelve a la tierra o nos catapulta según sea necesario.
En esta última oportunidad Aulo me critica un nuevo punto sobre la última definición:
"fraternidad es el emergente que surge a partir de que dos o más elementos primitivos ganan reconocimiento y confianza mutua mediante una interacción comunicativa sustentable en el tiempo y que los constituye en identidades complejas.”
Debemos aclarar que la intención (ambiciosa de por sí) es tratar de comunicar la evolución de los sistemas sociales humanos desde los átomos hasta los sistemas sociales humanos mas complejos. En el camino nos encontramos con la Fraternidad y era necesario definirla de algún modo, mas cuando nadie hablaba de ella, ahora somos tres. Je ;-p.
La palabra “elementos” no fue elegida arbitrariamente, ya que se podría haber seguido usando “agente” que es la que utiliza Juan desde siempre, pero la intención era hacer la definición mas abarcativa, para el lado de los átomos, lo que lleva a darme cuenta de otra cosa, que no es lo mismo fraternidad que hermandad, palabras que yo había venido usando indistintamente.
Veamos que dice la real academia.
1992 “Fraternidad: Amistad o afecto entre hermanos o entre los que se tratan como tales.”
Sin embargo si vemos ediciones mas antiguas (1852 -1989) la definición era la siguiente: “Unión y buena correspondencia entre hermanos o entre los que se tratan como tales”. En 1869 aparece el verbo fraternizar como “unirse y tratarse como hermanos
Si seguimos para atrás desde 1791 y hasta 1843 encontramos: “La unión y buena correspondencia que debe haber entre los hermanos”. No existe el término fraternizar
En 1780 es la siguiente: “La hermandad y unión amorosa que debe haber entre los hermanos”.
En 1732 “La hermandad y unión amorfa que debe haber entre los hermanos. Esto tomado del Latín fraternitas.”
Esto es decir recorrer un trayecto desde la “unión amorfa”, pasando por la “unión bien correspondida”, hasta la “amistad o afecto” entre hermanos o quienes se tratan como tales. En casi trescientos años va desde lo amorfo inanimado hasta lo profundamente humano como la amistad o el afecto. Mientras tanto se convierte en acción cuando se verbaliza. Una cosa no podía predicar nada, el termino se sujetivizó. Y curiosamente los cambios de definición se dieron principalmente con las dos revoluciones fraternales francesas la de fines del siglo XVIII y la de mediados del IXX. Estas revoluciones resignificaron el término.
La que imperó durante la primera mitad del siglo IXX tenía una gran connotación moral ya que resalta calificaciones valorativas del tipo de unión ”que debe haber entre los hermanos”, mientras que en el diccionario de 1852 nos encontramos con la definición que llega prácticamente hasta nuestros días. Esta se mantiene en esencia pero se desprende de “lo que debía” se para sencillamente “ser”. Deja de alguna forma el idealismo romántico.
Porqué cambia en 1992. Tenemos una explicación para eso.
Hace un tiempo mientras buscaba definiciones de hermandad y de fraternidad, la referencia inmediata hacia donde todo apuntaba era la masonería. Por eso abordé un amigo argentino masón y le pregunté por la connotación masónica del término. Me llamó la atención el desmerecimiento y casi desprecio por el término, cuando ellos son prácticamente los que se apropian del mismo y lo resignifican durante la revolución francesa, como se vio mas arriba. Me explicaba que era algo impracticable, como dándome a entender que la masonería moderna la había dejado un poco de lado. Pero contemporáneamente con estos datos que me aportaba mi amigo, llego a una página masónica, que por otro lado me indujo a un error, que advertía que la Real Academia de Letras solo la había definido recién después de 1998 (en realidad 1992), y este masón se quejaba que había pasado demasiado tiempo para que la Real Academia aceptara esta definición y que la masonería había “tenido que insistir” para que se la defina como se la define hoy en día. En realidad no era que no se había definido dino que tenía otra definición a la que hoy ostenta.
Lo que deduzco de ello (lamentablemente no pude volver a encontrar la página en internet que hablaba de esto) es que la masonería presionó a la Real Academia para que cambie su definición a la actual. Esto corrobora dos cosas, la primera, porqué cambia la Real Academia su definición en 1992 cuando nadie habla de ella y sigue sin hablar aun hasta hoy, si la masonería ejerció presión esa podría haber sido la causa. Luego con la definición mas acorde y cercana al significado que se le quería dar al término desde la masonería se podía rescatarlo y reapropiárselo, esta vez desde un lugar mas humano, desde la “amistad y el afecto” olvidándose de “la unión y la buena correspondencia” que tenía el término en tiempos de los jacobinos.

Ahora veamos el término hermandad. Apelando al mismo diccionario vemos que hoy lo define como: (De hermano).
1. f. Relación de parentesco que hay entre hermanos.
2. f. Amistad íntima, unión de voluntades.
3. f. Correspondencia que guardan varias cosas entre sí.
4. f. Cofradía o congregación de devotos.
5. f. Privilegio que a una o varias personas concede una comunidad religiosa para hacerlas por este medio participantes de ciertas gracias y privilegios.
6. f. ant. Liga, alianza o confederación entre varias personas.
7. f. ant. Gente aliada y confederada.
8. f. ant. sociedad (‖ agrupación de personas para determinado fin).

Si nos fijamos en la definición 3 de hermandad la correspondencia es entre cosas y no entre personas, todas las otras esa correspondencias se refiere a personas. Y es a la 3 a la que apuntábamos cuando intentamos nuestra original definición de fraternidad.
Lo que nos lleva a distinguir a la Fraternidad como algo propio de los seres humanos y mas precisamente al comportamiento de los seres humanos, porque pueden ser hermanos o comportarse como tales. Esto que deja afuera del término a los tornillos y las tuercas, los engranajes, las coronas y los piñones. Todos ellos se pueden hermanarse pero no “fraternarse”. De hecho no existe un verbo fraternar sino uno parecido que es fraternizar. Este aparece a mediados del siglo XVIII y significa “unirse y tratarse como hermanos”. El “se” hace la diferencia no solo habla de que la unión es intínseca, autogenerada sino que hay “voluntad de unirse” para “actuar como” hermanos. Un tornillo no tiene voluntad de hermanarse con una tuerca, se los hermana desde afuera.

Todo esto viene a la otra crítica de Aulo que es si no nos estábamos olvidando de la fraternidad en el intento por definirla. Pues bien, lo fraternal es un emergente de los sistemas sociales so mas específicamente los humanos. A una máquina que tiene piezas hermanadas no lo les son propios todo lo que se diga sobre fraternidad ya que este aparece con los sistemas vivos con capacidad de amistad, unión, amor o afecto voluntario, propios de los humanos o de algunos animales superiores.
Aclarando los términos “elementos” no es aplicable a la definición de fraternidad, es por eso que volveremos, al menos por ahora al usado por Juan Urrutia, “agente” que significa que se define como: Que obra o tiene virtud de obrar. Bien pueden ser animales personas, así que la definición quedaría así:
"fraternidad es el emergente que surge a partir de que dos o más agentes ganan reconocimiento y confianza recíproca mediante una interacción comunicativa sustentable en el tiempo y que los constituye en identidades complejas.”

Vermuth con papas fritas y Good Show

1 nos acompañaron:

Aulo dijo...

No me he explicado bien, la cuestión es que esos agentes ¿Tienen o no tienen identidad? porque si la identidad se construye tras la fraternidad no pueden tenerla, y si la tienen ya antes de que haya fraternidad entonces la fraternidad no puede constituir identidades; la cuestión es la siguiente entonces ¿Es posible que existan "agentes" sin identidades? ¿acaso estamos hablando de identidades en sentido diferente? porque entonces habría que clarificar ese sentido.
En cualquier caso, lo que pienso es que el problema no está en los términos de la definición (en el como) sino en la definición misma (en el qué) creo que fraternidad no es algo que se tiene, sino algo que se es, el hombre es hombre siendo fraternal, es un modo de ser humano, una habitud.
Un saludo, a ver si avanzamos por aquí.

Posts relacionados