Para entender la despedida del Subco Marcos

"Quienes amaron y odiaron al SucMarcos ahora saben que han odiado y amado a un holograma. Sus amores y odios han sido, pues, inútiles, estériles, vacíos, huecos.
No habrá entonces casa-museo o placas de metal en donde nací y crecí. Ni habrá quien viva de haber sido el subcomandante Marcos. Ni se heredará su nombre ni su cargo. No habrán viajes todo pagado para dar pláticas en el extranjero. No habrá traslado ni atención en hospitales de lujo. No habrán viudas ni hereder@s. No habrán funerales, ni honores, ni estatuas, ni museos, ni premios, ni nada de lo que el sistema hace para promover el culto al individuo y para menospreciar al colectivo.
El personaje fue creado y ahora sus creadores, los zapatistas y las zapatistas, lo destruimos.
Si alguien entiende esta lección que dan nuestras compañeras y compañeros, habrá entendido uno de los fundamentos del zapatismo."
El texto oficial:

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2014/05/25/entre-la-luz-y-la-sombra/

 

De manera que usted es corresponsable de todo esto

Para los que no saben nada del tema o quieren profundizar sobre el zapatismo recomiendo esta entrevista que le hiciera en Gran Gabo a al subco Marcos.

Algunas definiciones:

  • Si pudiéramos resumir el discurso de la marcha zapatista hasta hoy, sería: "Nadie lo va a hacer por nosotros".
  • En todo caso nuestro ejército es un ejército muy otro porque lo que se está proponiendo es dejar de ser ejército.
  • Si el EZLN se perpetúa como una estructura armada militar, va al fracaso. Al fracaso como una opción de ideas, de posición frente al mundo.
  • Lo que sería un éxito para una organización político ─ militar de las décadas del 60 y del 70, que surgió con los movimientos de liberación nacional, para nosotros sería un fracaso.
  • Para nosotros esa es una lucha de hegemonías, y siempre hay una buena y una mala: la que va ganando es la buena y la que va perdiendo es la mala. Pero para el resto de la sociedad, las cosas no están cambiando en lo fundamental.
  • Que lo que estaba pendiente siempre era el lugar de la gente, de la sociedad civil, del pueblo.
  • Cuando decimos "no" a los líderes, en el fondo también estamos diciendo "no" a nosotros.
  • No se puede reconstruir el mundo, ni la sociedad, ni reconstruir los estados nacionales ahora destruidos, sobre una disputa que consiste en quién va a imponer su hegemonía en la sociedad.
  • La relación se tiene que construir entre esos diferentes con base en el respeto y la tolerancia, cosas que no aparecen en ninguno de los discursos de las organizaciones político─ militares de las décadas del 60 y del 70.
  • No hay afán. Nosotros no tenemos entre nuestros sueños húmedos una foto con Vicente Fox.
  • Un proceso de diálogo y negociación no tiene éxito si las partes no renuncian a vencer. Si una de las partes utiliza el proceso de diálogo como un tour de force para ver quién derrota al contrario, el proceso de diálogo va a fracasar tarde o temprano. En ese caso, el terreno de la confrontación militar se está trasladando a la mesa.
  • Para que el diálogo y la negociación tengan éxito necesitan partir los dos del precedente de que no pueden vencer al contrario.
  • Hay que construir una salida que signifique la victoria para los dos, y en el peor de los casos que signifique una derrota para los dos. Pero que no siga la confrontación como está.
  • Como nuestras armas son las palabras, tenemos que estar pendientes de nuestro arsenal a cada momento.
  • De una u otra forma adquirimos la conciencia del lenguaje como una forma no de comunicarnos sino de construir algo.
  • Es cuando llegamos a las comunidades indígenas, cuando el lenguaje llega como una catapulta. Te das cuenta de que te faltan palabras para expresar muchas cosas y eso obliga a un trabajo sobre el lenguaje. Volver una y otra vez sobre las palabras para armarlas y desarmarlas.
  • No nos asomábamos al mundo a través de un cable noticioso sino a través de una novela, un ensayo o un poema. Eso nos hizo muy otros.
  • Diría que en literatura entra primero lo que se llamó como el boom latinoamericano, luego Cervantes, luego García Lorca, y ahí viene una etapa de poesía. De manera que usted (señala a García Márquez) es corresponsable de todo esto.

Posts relacionados