Soldati

Lo que pasa es que uno también es un ser humano [...] con tres o cuatro palabras explicamos todo: un crimen, una violación o un suicidio. Vea, queremos que nos dejen tranquilos. ¡Pobre de usted si me trae un problema que no pueda resolverse en términos sencillos: dinero, odio, miedo! Yo no puedo tolerar, por ejemplo, que usted me salga matando a alguien sin un motivo razonable y concreto.[1]

Parlamento del comisario Laurenzi  en Simbiosis

El comandante macrista
Parque Indoamericano: ¿Quién tiró? y la teoría del loco suelto
Qué hay detrás de los terrenos de Soldati

[1] WALSH, Rodolfo. “Simbiosis”. In: Cuentos para tahúres y otros relatos policiales. 3ª. Edición. Buenos Aires: de la Flor, 1999, p. 103.

Posts relacionados