Sálvese quien pueda

Sálvese quien pueda

Tengo una idea dando vueltas desde hace tiempo
¿Cómo es posible que el progreso sea tan violento?
Una flor, un árbol, un aroma, los pajaritos
Son valores que se van perdiendo de a poquito.

Hachan, tiran, rompen, sacan, ponen y hacen ruido
indignándonos con sus proyectos sin sentido
Demolieron la manzana de al lado de la plaza
para hacer un centro comercial tan grande y grasa

Sálvese quien pueda. Quien pueda que se salve.

Cambian la fachada de la casa, les da vergüenza
no nos enseñaron el valor de nuestra herencia.
La vereda, el almacén, el kiosco, los reconozco
si los quitan yo me siento sapo de otro pozo

Sálvese quien pueda. Quien pueda que se salve.

Las frutillas, los tomates, ahora no son tan ricos
porque les pusieron qué sé yo qué gen maldito
¡ah, las rosas! eran espinosas y perfumadas
ahora no te pinchan, pero tienen olor a nada.

 

Juana Molina – Una grande

Posts relacionados