Del círculo de baba a la pirámide I

"No hizo más que esperarla: la besó y durmió al llegar

y trazó un círculo de baba con un medical style.

Y no dejó que nunca más sufriera: Sissí murió de hambre

y vanidad... amar, amar y tuvo muerte lenta..."

Fito Paez:  Sacha, Sissi y el Circulo de Baba

 circulo

Nos interesaba el Mito del sapo y la serpiente y encontramos esta versión de Chilanga Catastrófica que fue la que mas nos convenció, dice así:

“Cuentan que el Sapo vivía preocupado por el peligro que le significaba la Serpiente. Cuentan que se harto de no poder vivir en paz, siempre "amenazado" y con pocas probabilidades de sobrevivir frente a ella, entonces la rodeó con un círculo de baba y la hizo su prisionera.
La Serpiente -que supongo nunca esperó sentirse amenazada por él- asumió que su saliva era tóxica y si se atrevía a cruzar el círculo, moriría. Cada vez que la Serpiente intentaba pasar el borde, el Sapo volvía escupir marcando el círculo de baba alrededor de ella. El mito cuenta que la Serpiente se acostumbró a vivir en el reducido espacio que el sapo le proveía. Fito (sí, de nuevo Páez), nos cuenta que ahí se quedó, hasta morir "de hambre y vanidad.

[…] La serpiente, que representa la renovación muere dentro del área que el Sapo (que simboliza lo viejo y lo lento) decide marcarle como señal de peligro."

Sin embargo lo que nos preocupa mostrar es la figura geométrica del círculo. Lo interesante del mito es cómo se va cerrando el círculo en torno a la serpiente. No dice: “el sapo en un ataque zagas encierra a la serpiente dentro de un círculo”. No nada de eso la fue rodeando, poco a poco, a lo sapo, lento pero convincentemente, tanto que “Cada vez que la Serpiente intentaba pasar el borde, el Sapo volvía escupir marcando el círculo de baba alrededor de ella”.

Cuesta concebir como real esta última imagen pero es posible que así lo sea, la metáfora de la renovación, la muda y la astucia es ridiculizada por un obvio, lento y milenario sapo que la engaña con la astucia de meterle miedo hasta inmovilizarla al hacerla entrar en pánico.

El círculo se dibuja lentamente cartografiando un entorno, una frontera que separa y asfixia, circulo que no se estampa de una sino que se va dibujando despaciosa y paulatinamente como en Ante la Ley hace de Kafka.

Hay una relación biunívoca entre círculo y víctima, entre puerta-carcelero y hombre, en el cuento de Kafka. El círculo de baba se teje alrededor de la serpiente a partir de la serpiente, o mejor dicho, a partir del miedo que ejerce la serpiente sobre el sapo, a partir de la imagen que tiene el sapo de la serpiente, el círculo es una hipótesis de conflicto. También el hombre que acude ante la Ley es franqueado por un guardia. La puerta de la ley es para él y solo se abre para él y en el momento que se le pone de manifiesto, al descubrirla, un guardián le cierra el acceso.

El círculo y el guardián impiden el flujo, la libre circulación, restringen el acceso y provocan la muerte por inanición. Hay algo de vanidad en ambos casos, arrogancia y falta de objetividad para resolver el dilema de franquear el borde, también de alguna manera son ellos dos los que materializan el borde al que se someten.

Cabría preguntarse: ¿dónde se encuentra cada actor? todos los personajes se encuentran dentro del círculo. El sapo juega en el borde escupiendo saliva y la serpiente es confinada dentro del círculo al que no puede penetras hacia fuera y del que no puede escapar. El hombre también se mantiene dentro de su statu quo impuesto por la ley y nunca tiene acceso a ella, solo es impuesto por ella. Ve la puerta ante sus ojos, sin embargo es impedido desde adentro de su realidad de salir de ella, porque el guardián de su puerta se lo impide.

¿Y que hay del otro lado? Si la intensión es salirse del círculo es porque hay una fantasía de liberación, de mudanza, de cambio, también de un mejor estado de cosas,  de felicidad. Adentro no depara la muerte, la muerte implacable por quietud y de ella hay que escapar.

Esta es la primer figura que queremos presentar, el círculo, en próximos posts veremos como acontece su transformación.

2 nos acompañaron:

Petaloudes dijo...

flaco qué buena entrada, la disfruté un montón.

El Filómata dijo...

Cruzar las lineas invisibles del círculo es ir más allá del propio desierto, es superar las propias limitaciones.

Un abrazo grande.

Posts relacionados